Mousse de queso

Claras a medio descongelar preparadas para la acción

Tenía 4 claras de huevo congeladas de una crema pastelera que hice hace meses (¡sí, las claras se pueden congelar!), una tarrina de queso de untar sin lactosa a punto de caducar y ganas de hacer postre (pero no de complicarme mucho). ¡Manos a la obra!

Estos son los 3 ingredientes imprescindibles (para 1-2 personas):

  • 1 clara de huevo
  • 50 g de queso de untar (yo sin lactosa)
  • 1 cucharadas de azúcar

Yo lo adapté a mis 4 claras, usando entonces 4 cucharadas de azúcar y una tarrina de 200 g de queso, con lo que me salieron 6 tarritos muy llenos.

Claras bien montadas

Hay que montar a punto de nieve las claras junto con el azúcar, esto es hasta que se formen picos. Las mías estuvieron descongelando unas horas en la nevera y las monté aún un poco congeladas. Un consejo: si puedes usa azúcar glas, quedarán más consistentes.

El queso de untar, a temperatura ambiente, se bate para que quede cremoso y se va mezclando con las claras con cuidado. Lo mejor es añadir un poco de claras montadas, batir sin miedo, y después ir añadiendo poco a poco el resto y mezclas con varillas a mano con movimientos envolventes.

Al fondo de cada vasito una galleta hojaldrada con unas gotitas de leche sin lactosa

Repartí la mezcla de mousse en vasitos (tipo carolino) con una galleta ligeramente humedecida en el fondo. Tras pasar la noche en la nevera les puse una cucharada de mermelada de fresa por encima y unos arándanos frescos.

¡Tremenda textura esponjosa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *