Llegada de la Ducati 125TS a casa

Estreno blog con esta entrada sobre el nuevo hierro recién llegado a casa!!!

Desde hace años echaba de menos andar en moto, disfrutar del buen tiempo al aire libre haciendo pequeñas rutillas y tenía claro que tarde o temprano acabaría volviendo a tener un cacharro con dos ruedas y por supuesto de vieja escuela (las motos modernas me parecen aburridas de ver y escuchar).

De vez en cuando revisaba el mercado de segunda mano de motos clásicas para restaurar; particularmente mis preferidas eran la Montesa Impala, Bultaco Metralla, Mercurio… y por supuesto las Ducati monocilíndricas, que además tenían su puntito extra por montar motores de 4 tiempos.

Finalmente me puse en serio a buscar Ducatis 125TS/Sport y encontré una 125 TS en Cuenca, aparentemente bastante entera pero con necesidad de bastante cariño para ser restaurada. La moto habría que ir a buscarla y me puse al lío para mandar a un transportista a por ella, que por cierto he de decir que el trato ha sido exquisito y profesionales como los que más a la hora de carga, transporte y descarga (Transportes Remotos), recomendables 100% 🙂 .

Tras la llegada a casa pude comprobar que ciertamente la Ducati necesita bastantes cariños y según las pegatinas de los impuestos de rodaje que trae pegados en la horquilla, sumado a que la documentación se ha dado de baja y tráfico no tiene datos de entrada… es posible que lleve casi 40 años parada. El motor no gira, posiblemente los segmentos se hayan pegado y los rodamientos internos del motor y la caja… a saber como están. Esto ya me lo advirtió el vendedor aunque no me preocupa, el motor se podrá reparar sí o sí. Ya veremos que hay dentro 🙂 También se ven varios injertos y signos que denotan que posiblemente haya sufrido algún accidente, pues hay varias piezas que no encajan con una TS (el asiento, motor y los restos del piloto trasero son de una Sport), el manillar tiene los soportes de las manetas reparadas con soldadura, el depósito no encaja con los colores originales, el tope derecho de la dirección está partido y… detallitos así que habrá que ir solventando.

Bueno, al turrón y menos literatura, ahí van unas fotos:


A partir de ahora toca empezar a recopilar piezas poco a poco y cuando tenga tiempo para la moto pasaré a desmontarla y restaurarla de punta a punta :).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *